Durante esta semana y hasta el 1 de septiembre se celebra la Semana Mundial del Agua de Estocolmo, uno de los eventos anuales de referencia en los que los más de 3.000 expertos de todo debaten sobre cuestiones relacionadas con el agua. En esta ocasión, el tema sobre el que se ha orquestado todo el evento ha sido “Agua y residuos: reducir y reutilizar”.

Conscientes de esta necesidad, desde la Fundación hemos rescatado esta infografía del Banco Mundial en la que se explica por qué es tan importante no desperdiciar el agua y reusarla en caso de que sea posible.

Asimismo, el agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.

Sin embargo, en el mundo, 600 millones de personas carecen de este servicio básico, 2.400 millones todavía no cuentan con instalaciones mejoradas y el 80% de las aguas residuales que se producen no reciben el tratamiento adecuado. Según la ONU, cerca de 4.000 niños mueren cada día por enfermedades causadas por la polución del agua y un inadecuado saneamiento.

¿Qué puedes hacer tú para mejorar esta situación? Esta infografía de ONU Medio Ambiente nos da parte de la respuesta, pero siempre se puede hacer más.

Captura