Hoy es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Este hito nos sorprende tanto que no podemos más que reinvindicar que debemos combartirlo sin más dilación y cuanto antes.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la ONU son retos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible.  En concreto, el primero de estos objetivos busca poner fin a la pobreza en todas sus formas.

Nuestras compañera Ana Ramírez  ha analizado el papel tan relevante que tiene la RSC para contribuir, desde el sector privado, a la erradicación de estos días internacionales que no hacen más que recordarnos aquello por lo que deberíamos seguir trabajando para que el mundo sea realmente justo.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, cerca de 800 millones de personas viven aun hoy con menos de 1,25 dólares (0,84 euros) al día. Muchos de ellos, además, tampoco disponen de acceso a alimentos, agua potable o unos saneamientos adecuados.

Para leer el artículo completo puede hacer clic aquí.