El pilar de toda Fundación, ONG, asociación sin ánimo de lucro, entre otros… son los voluntarios. En la Fundación LLORENTE & CUENCA no es diferente, nuestros comprometidos 240 voluntarios alrededor del mundo han dedicado días enteros, tiempo libre, mucha creatividad y pasión a cada uno de los proyectos que hemos llevado a cabo en colaboración con 37 entidades.

Son ellos quienes impulsan nuestro trabajo, son quienes traen proyectos ilusionados por poder contribuir de alguna manera y retribuir a la sociedad. Así, hubiese sido imposible conseguir impactar a más de 20.000 personas como lo hemos hecho este año 2017. Es por ello que no podemos hacer más que agradecerles.

Hoy, en el Día Internacional del Voluntario queremos mostrar algunas de las caras que hacen esta labor posible, que nos inspiran y nos sorprenden: queremos presentarles a nuestros súpervoluntarios, a esas personas que en cada oficina de LLORENTE & CUENCA son la cara de la Fundación y han logrado implementarla en cada país #yosoyFLLYC:

Argentina

María Clara Perkins

En mi caso me propusieron formar parte de este proyecto y me gustó la posibilidad de ayudar desde nuestra profesión y utilizando nuestros conocimientos. Para el próximo año me gustaría que podamos, desde nuestra oficina, darle forma concreta a las actividades para activar verdaderamente este proyecto.

Barcelona

Gina Rosell

Soy súpervoluntaria de la fundación por una cuestión de compromiso. Mi compromiso con la Fundación LLORENTE & CUENCA es un compromiso con todas aquellas personas que pueden encontrar en la comunicación un altavoz para hacer llegar, a cuanta más gente mejor, su situación, reto o experiencia. A su vez, también es un compromiso con la firma y los profesionales que formamos parte de ella para crecer como personas y hacer realidad la experiencia de vivir situaciones únicas.

Brasil

Tuca Figuiera

Eu gosto de gente. De conhecer e aprender com pessoas diferentes, o tempo todo. E poder fazer algo mais além do meu trabalho, dentro da LL&C, é demais! Estamos vivendo um tempo muito complicado no Brasil, com muita adversidade e pouca tolerância. Sinto que o voluntariado, de alguma forma, ajuda melhorar tudo isso.

Colombia

Valery Serje

Escogí ser súpervoluntaria porque dar a quien no tiene como devolverte, pero que te necesita, es lo que nos hace ser humanos y porque todos merecemos una oportunidad para ser felices y desarrollarnos como personas, en especial los niños. La labor de la fundación a la que estamos apoyando es maravillosa, porque les da la oportunidad a los niños de tener un mejor futuro en el que pueden lograr sus sueños, y nos ayuda a los que trabajamos en conjunto a cumplir un sueño que tenemos desde pequeños: cambiar el mundo y hacerlo un mejor lugar.

Chile

María Inés Jiménez

Ser súpervoluntario es una manera de devolver un poquito lo que la vida me ha dado, poder ayudar a aquellos que lo necesitan con lo mejor que sé hacer 🙂

Ecuador

Andrea Suárez

La única forma de mejorar el mundo es comprometiéndote desde tus propios espacios: tu familia, tus amigos y desde luego tu trabajo. Ser súpervoluntaria de la Fundación es la oportunidad perfecta para contribuir de manera positiva en la vida de personas para quienes cada acción, por pequeña que sea, hace en su vida una gran diferencia.

Madrid

Marta Fernández

Las sonrisas que recibimos siendo voluntarios de la Fundación LLORENTE & CUENCA hacen que apuntarnos a los proyectos que lanza sea lo fácil, lo difícil sería no hacerlo.

México

Alan Luviano

Soy súpervoluntario de la Fundación porque creo que es la mejor forma de retribuir lo que soy. Poder compartir mi tiempo con asociaciones que día a día trabajan para apoyar a los más vulnerables, para hacer de este un mundo mejor, con más oportunidades para todos, es algo que motiva mi tarea como voluntario. Y poder hacerlo desde LL&C, con mis compañeros de trabajo, aprovechando nuestro expertise hace que sea una experiencia de mucho valor.

Panamá

Luz María Mejía

Soy voluntaria por convicción. La inspiración no llega sola, se debe buscar en acciones que impacten al vecino y de ahí, a la comunidad. No hay nada más inspirador que hacer algo que el otro no espera, pero que le alegra el día… Por eso soy voluntaria.

Perú

Carmen Gardier

(Soy súpervoluntaria) porque creo que nuestro tiempo es lo único que poseemos de un valor incalculable, y poder compartirlo con otras personas que lo necesitan es algo que me hace muy feliz. Desde pequeña mis padres me enseñaron que debemos compartir lo que tenemos, especialmente con los que más lo necesitan. Cuando hablaron de la Fundación y de ser voluntarios lo tuve claro, espero poder desarrollar pronto y proyecto en Perú.

Portugal

Celia Fernández-Sesma

(Soy súpervoluntaria) porque no hay nada más gratificante que sentir que puedes dar voz, visibilidad y segundas oportunidades a personas que realmente lo necesitan.

República Dominicana

Emely Tejeda

Ser súpervoluntario me da la oportunidad de brindar mis dones para ser la voz de los que no tienen voz. Hay una escasez de amor hoy en día, dar gracias por lo que se me ha dado no es suficiente, tengo la necesidad de dar a otros más de lo que yo he recibido.

Washington D.C.

Ana Gamonal

A mother of four very active kids, I’m never wanting for volunteer opportunities. As part of my ongoing volunteer activities, Ana functions as the treasurer for one of her daughter’s Girl Scout troops. I also manage the Wreaths Across America campaign for my kids’ school each year. This is my fifth year running this worthy U.S.- based initiative that aims to sell enough wreaths each year to ensure all military cemeteries in the U.S. are covered.  As part of this campaign, me and my oldest daughter get up early one December morning to join thousands of other volunteers with Wreaths Across America in placing Christmas wreaths on the graves of the fallen soldiers at Arlington National Cemetery, just outside Washington, DC. I partake in a variety of other activities helping the neediest of our society and almost always as part of a project my kids are involved in. I hope this will help ensure my raising kids who will continue to give back to their communities when they grow up as well.

¡Gracias voluntarios!