Bárbara Espejo es voluntaria de la Fundación LLORENTE & CUENCA.
Me embarqué en esta aventura en Kenya porque el proyecto me apasionó desde el principio: empoderar a mujeres con escasos recursos, darles las herramientas adecuadas para que pudieran crecer profesionalmente me parecía igual de retador como necesario.
Con la Fundación Harambee (Instagram) nos fuimos durante 22 días, 24 mujeres desde España a una de las aldeas más pobres de la zona de Mombasa, la segunda ciudad más importante del país. Allí colaboramos con las mujeres de la aldea, impartimos clase a sus hijos y ayudamos en dos orfanatos: uno de ellos con 850 niñas y niños con discapacidadades intelectuales y motoras; y otro con chavales que habían sufrido trata de personas y habían sido traficantes de droga y consumidores (muchos con sólo 5 añitos….).
 
Lo que me encontré en Kenia – además de naturaleza en estado puro, colores vibrantes y mucha miseria- fueron mujeres fuertes y determinadas a tener una vida mejor. Mujeres que son el motor de sus aldeas y que con su ímpetu sacan adelante a familias con, en muchas ocasiones 20 hijos y nietos. Allí, creamos talleres de higiene, clases de inglés, pero los más aclamados fueron sin duda los cursos de cocina y costura. En sólo 3 semanas muchas se convirtieron en auténticas profesionales del hilo y la aguja y otras cocinaban (con medios muy muy rudimentarios) con más garbo que el mejor de los chefs europeos. Estoy segura que muchas podrán vivir de la costura con ese taller que creamos y con las máquinas de coser que mi empresa tan generosamente donó. Las cocineras venderán tapas españolas y kenianas en los mercadillos de la zona.
Pero esta fue una aventura también centrada en los más pequeños, generosos como los que más, demandantes de cariño y abrazos y con ganas de aprender y más de jugar. Me llevo grandes recuerdos y allí se queda también parte de mí. En un país con la tierra más roja que he visto, con paisajes paradisíacos y con gente con la que todos aprendemos gracias a sus valores.
 
Sin duda, una experiencia que marca, que no te deja indiferente y que ánimo a [email protected] a que la viváis aunque no siempre se esté preparado para ello.