Los voluntarios de Fundación LLORENTE & CUENCA de la oficina de Quito asistieron a un almuerzo en la Fundación Casa de la Misericordia hace unas semanas. Durante todo el año han estado realizando un proyecto de comunicación digital, y les han formado para ofrecerles estrategias para gestionar su gabinete de prensa y visibilizar, así, algunas actividades que realiza esta organización ubicada en una casa en la parroquia de Zámbiza en el noreste de Quito, Ecuador.
Toda la oficina de Quito acudió a la jornada del proyecto que han liderado Elena Borja y Andrea Madrid. Durante este día, nuestros compañeros conocieron a 20 adultos mayores y más de 40 niños a los que han ayudado con su trabajo. Estas personas acuden diariamente a la Casa de Misericordia para almorzar y, en el caso de los estudiantes, a hacer sus deberes con ayuda de los voluntarios y de Gaby, la directora de la Fundación. Asimismo, reciben atención médica gracias a un profesional voluntario que ha armado en uno de los cuartos de la casa un consultorio.
Con todo, durante este semestre de avance apoyando a la Fundación y a su fundador, Felipe Carrion, hemos contribuido a que sus iniciativas tengan visibilidad. Como han querido apuntar las voluntarias “ha sido muy satisfactorio poder visitarles y conocer los proyectos de crecimiento que tiene esta Casa para el próximo año, así como escuchar los testimonios de jóvenes como Eric, que desde pequeño asistió a la Fundación y hoy es un destacado estudiante de Matemáticas. También ha sido alucinante ver en primera persona la labor de los voluntarios que a diario asisten para servir el almuerzo y acompañar a los más pequeños en sus tareas”.
¡Muchas gracias por vuestra solidaridad!